Truu Guide para los Adaptógenos – Truu Nutrition

– Envíos Gratuitos a toda la República Mexicana –

Truu Guide para los Adaptógenos


Ya sea que se trate de una semana pesada en la oficina (hoy homeoffice) o un entrenamiento agotador en el gimnasio, el estrés es la respuesta del cuerpo a una situación exigente o amenazante. Cuando tu cerebro detecta que estás en cualquier tipo de “peligro”, los mecanismos de defensa del cuerpo activan la respuesta de fight or flight.

Este es el instinto de supervivencia de tu cuerpo para protegerte, perfeccionado durante miles de años de evolución. Está diseñado para despejar tu mente, aumentar tu energía y mejorar tu enfoque, para que puedas averiguar cómo superar el problema al que te enfrentas, o escapar de él intacto. En esencia, el estrés es realmente algo bueno, ya que puede salvarte la vida.
En estos días, afortunadamente no nos encontramos con depredadores gigantes de los que tengamos que huir, como lo hicieron nuestros antepasados. Y aunque las tensiones del trabajo, los compromisos familiares, el tráfico, etc., pueden ser menores en comparación con lo que los humanos sufrían hace unos miles de años, son mucho más constantes, y el estrés regular o incluso crónico es algo malo.
Mantener al cuerpo en este estado más tiempo de lo que se pretendía, y forzarlo a trabajar a este ritmo acelerado a largo plazo puede dañar seriamente nuestra salud, estado de ánimo y calidad de vida con el tiempo.
Sin embargo, la naturaleza tiene una respuesta. Así como nos puede traer estrés, también proporciona nutrición en forma de compuestos adaptógenos. Extraídos de plantas, estos compuestos pueden ayudarnos a salir de ese estado de lucha o huida para que nuestros cuerpos —y mentes— puedan recuperarse y restaurarse a sí mismos.

¿Qué son los adaptógenos?

Los adaptógenos son compuestos extraídos de plantas no tóxicas que ayudan a regular la respuesta al estrés del cuerpo. Provienen de hierbas, hongos, y raíces, y muchos se han utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica y china.
Los científicos creen que los adaptógenos funcionan actuando sobre el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (HHA), y el sistema simpaticoadrenal, la parte del sistema nervioso que ayuda a controlar la respuesta al estrés del cuerpo.
Según un artículo en la revista Pharmaceuticals, los adaptógenos pueden ayudar a aumentar la atención y la resistencia en situaciones donde la fatiga y / o sensación de debilidad podría disminuir el rendimiento. También pueden ayudar al cuerpo a resistir las deficiencias inducidas por el estrés del sistema inmune.
 
Algunas investigaciones sugieren que los adaptógenos pueden beneficiar a las personas con trastornos relacionados con la edad y con problemas cardiovasculares. Los autores del artículo antes mencionado escribieron: "Por lo tanto, las personas mayores pueden ser capaces de mantener su estado de salud en un nivel normal, mejorar su calidad de vida y puede aumentar la longevidad." Los médicos también creen que los adaptógenos podrían ayudar a apoyar las terapias estándar utilizadas para ayudar a los pacientes a combatir una serie de problemas de salud.

¿Para qué se utilizan los adaptógenos?

La respuesta corta: ayudar al cuerpo a lidiar con el estrés. Sin embargo, la respuesta más precisa, es que los adaptógenos se utilizan para ayudar al cuerpo a mantener la fase de resistencia del síndrome de adaptación general durante más tiempo, ayudando a defenderse de la fase de agotamiento.
Entonces, ¿qué significa eso exactamente?
Cuando nos enfrentamos a cualquier fuente de estrés mental o físico, nuestros cuerpos lo manejan a través de un proceso llamado síndrome de adaptación general. Este proceso consta de tres fases: alarma, resistencia y agotamiento.
La etapa de alarma es la reacción de lucha o huida descrita anteriormente. Aparece algo preocupante, por lo que tu frecuencia cardíaca sube, aumenta la adrenalina, y la hormona de cortisol se libera. Estos cambios te hacen sentir alerta y energizado para que puedas protegerte de lo que te está amenazando.
 
La etapa de resistencia es lo que sucede justo después de luchar contra el tigre, tomar tu examen, o terminar tu entrenamiento. El cuerpo comienza a recuperarse del trauma del evento, devolviendo la presión arterial a la normalidad y disminuyendo la liberación de cortisol. Si la fuente del estrés ha desaparecido por completo, entonces tu cuerpo volverá a su estado de pre-estrés. Sin embargo, si el estrés permanece a largo plazo y permaneces alerta, tu cuerpo tratará de adaptarse a esta afección, reconociéndola como la nueva normalidad. En otras palabras, aprendes a vivir con estrés. Esto es aceptable, hasta cierto punto, pero si el cuerpo continúa en esta frontera entre la alarma y la resistencia por un tiempo, sin tiempo para la recuperación adecuada, el estrés superará el cuerpo y entrará en la etapa 3, el agotamiento.
 
La fase de agotamiento es exactamente lo que parece. Te sientes cansado y ansioso, sufres de un mal estado de ánimo, y eres más susceptible a la enfermedad debido a un sistema inmunológico comprometido. En cualquier caso, si te encuentras agotado, necesitas descansar o verás una disminución grave en tu salud y el rendimiento.
 
Los adaptógenos ayudan a mantenerte en la fase de resistencia por más tiempo, por lo que tu cuerpo tiene tiempo para recargarse antes de que se haga algún daño importante. En este sentido, se cree que los adaptógenos tienen un efecto estimulante, revolucionando el proceso de recuperación que apoya los niveles saludables de la hormona del estrés.
 
Sin embargo, las personas tienden a responder a los adaptógenos de manera muy particular cada individuo es diferente. Un compuesto puede no tener el mismo efecto en tu cuerpo como el que tuvo la persona que te lo recomendó.
 

¿Por qué tomar suplementos adaptógenos? 

 Los estudios sugieren que los adaptógenos pueden poseer beneficios que aumentan la energía, y mejoran el estado de ánimo. Pueden ayudar a regular el cortisol y apoyan el rendimiento atlético.
 
Suplementos que contienen adaptógenos pueden venir en forma de cápsulas, tabletas, tinturas, y polvos para ser mezclados con agua o rociado en los alimentos. Mientras que la mayoría de los adaptógenos se consideran seguros, se recomienda hablar con un profesional de la salud antes de añadirlos a su dieta.
 

¿Qué hierbas naturales son adaptógenos?

 Mientras que los adaptógenos en general pueden ayudarnos a manejar mejor el estrés, cada uno tiene sus propios beneficios. Hay cinco adaptógenos que debes conocer.
 

Cúrcuma

 La cúrcuma es una planta de la familia del jengibre. Obtiene sus propiedades para optimizar el manejo del estrés de su contenido de curcumina.
 
Una revisión en la revista Foods determinó que la curcumina ayuda a regular las respuestas inflamatorias, que pueden ayudar con la recuperación del ejercicio, incluyendo dolor muscular. La curcumina puede entonces ayudar con la recuperación y el rendimiento en personas activas. Además, los investigadores afirmaron que, "una dosis relativamente baja del complejo puede proporcionar beneficios para la salud de las personas que no tienen condiciones de salud diagnosticadas." En otras palabras, la cúrcuma es un suplemento ideal para casi cualquier persona.
 
Es importante tener en cuenta, que la curcumina por sí sola puede no ser muy útil, debido a su mala biodisponibilidad. Para aumentar su absorción y eficacia, busque un producto que incluya extracto de pimienta negra. Esto puede aumentar la biodisponibilidad, un 2000%, ya que inhibe las enzimas que descomponen la curcumina en el cuerpo. La curcumina también es soluble en grasa, así que combinarlo con lípidos ayudará a la absorción aún más.
 

Ashwagandha

 Una hierba popular en la India, la ashwagandha parece ser uno de los adaptógenos más potentes y diversos, ofreciendo beneficios para la salud y el rendimiento.
 
Un estudio en el Indian Journal of Psychological Medicine encontró que la suplementación con ashwagandha ayudó a aumentar la resistencia de los sujetos al estrés, mejorando así la calidad de vida autoevaluada. En otro estudio sobre adultos crónicamente estresados, usuarios de ashwagandha experimentaron reducciones significativas en el cortisol, la hormona del estrés que aumenta la respuesta de lucha o huída. Aquellos que tomaron dosis más altas de ashwaghanda tuvieron las mayores reducciones en cortisol— 30% en promedio.
En el lado del rendimiento, la ashwaghanda benefició la resistencia aeróbica, y también el rendimiento de fuerza, así como la masa muscular. Finalmente, se demostró que la ashwagandha ayudó a mejorar el tiempo de reacción y el rendimiento en las tareas cognitivas y psicomotoras.
 

Rhodiola

 Una planta cultivada en regiones árticas, la rhodiola se ha estudiado por sus efectos sobre el estrés, la fatiga, el rendimiento atlético, y la energía. Un ensayo en Phytotherapy Research encontró que sólo cuatro semanas de ingesta de rodiola ayudaron a disminuir los síntomas de estrés. Otro estudio mostró que ayudó a aumentar el tiempo de los participantes antes de sufrir agotamiento por 24 segundos en ejercicios de resistencia.
 

Cordyceps

 
La medicina tradicional china utiliza este hongo híbrido para una variedad de funciones, pero hoy en día se utiliza principalmente como un suplemento que aumenta el rendimiento. El cordyceps es rico en adenosina, un componente de la ATP, que es la fuente de energía que el cuerpo utiliza para todos sus movimientos. Por esta razón, se dice que el cordyceps ayuda a la producción de ATP, promoviendo así la mejora del rendimiento de resistencia.
 
Un estudio en el Journal of Alternative and Complementary Medicine demostró que la suplementación con cordyceps ayudó a aumentar los umbrales metabólicos (un marcador de rendimiento aeróbico) en personas mayores.
Mientras tanto, un estudio de 2017 encontró que el cordyceps militaris, una forma sintética de cordyceps, como parte de una mezcla de setas ayudó al rendimiento con respecto al tiempo de agotamiento durante el ejercicio, y VO2 max.
El cordyceps se combina bien con otros adaptógenos como la ashwagandha y la rhodiola, ayudando a promover la energía diaria y el rendimiento en el ejercicio. Esta combinación aparece en nuestro suplemento pre-entrenamiento Perform.
Perform es un producto ideal para usar en los programas de nutrición de los atletas. Les da apoyo desde el comienzo del entrenamiento hasta la fase de recuperación. No parecen agotarse tanto y pueden recuperarse un poco más rápido, no solo durante el entrenamiento, sino también para la próxima sesión.

Reishi

Es un hongo herbal conocido por tener numerosos beneficios para la salud. Aclamado en la antigua medicina oriental como el "hongo de la inmortalidad" y "medicina de reyes", es reconocido por estimular el sistema inmune, combatir el cáncer, prevenir las enfermedades del corazón, calmar los nervios y aliviar alergias e inflamación. Este fascinante hongo durante mucho tiempo se ha utilizado en Asia como tónico energético para promover la longevidad y la salud fortaleciendo y mejorando el sistema inmunológico, el sistema nervioso, y el glandular, ayudando al cuerpo a lidiar con el estrés.
 

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados