¿Cómo mejorar nuestro rendimiento a través del yoga? – Truu Nutrition

– Envíos Gratuitos a partir de $875 MXN –

¿Cómo mejorar nuestro rendimiento a través del yoga?


El yoga viene con todo tipo de beneficios para el cuerpo y la mente, pero a menudo consideramos a los yoguis como personas comprometidas sólo con su práctica elegida. Pensar así es hacer menos a los beneficios físicos del yoga.

La realidad es que el yoga se puede utilizar como una herramienta para complementar prácticamente todas las actividades deportivas que se te ocurran, mejorando el rendimiento y aportando un contraataque al desgaste físico de otras disciplinas deportivas.

Uno de los mayores dones que el yoga ofrece para otras actividades es la reducción y prevención de lesiones. Los músculos tensos y contraídos restringen el rango de movimiento, reducen la funcionalidad de las articulaciones y contribuyen a la pérdida de alineación en las articulaciones. A su vez, esto crea un desgaste inmenso, lo que explica la rigidez y dolor que sienten tanto los aficionados como los atletas.

El yoga, nos da la oportunidad de equilibrar este acortamiento de los músculos, fomentar la estabilización de las articulaciones y mejorar en gran medida nuestro rango de movimiento, mejorando nuestras habilidades en otros lugares.

La práctica de yoga te ayudará rápidamente a identificar qué partes de tu cuerpo están desequilibradas, sobrecargadas, demasiado apretadas o débiles. La postura correcta es otro factor importante, y el yoga ayuda no sólo a tomar conciencia de esto, sino también a mejorar en gran medida la postura con el tiempo. A su vez, le ayudará a seguir las técnicas correctas en otras actividades, reduciendo significativamente el riesgo de lesiones.

La cereza en el pastel es que el yoga te ayudará a construir músculo ayudando a mejorar el tiempo de recuperación, reparando los músculos. Los músculos se estirarán y se relajarán, lo que permite un mayor flujo sanguíneo, trayendo más oxígeno para que sanen y se fortalezcan.

A continuación, te platicamos algunos de los puntos clave en los que el yoga puede ser benéfico en diferentes actividades, desde correr hasta levantar objetos pesados. Sigue leyendo para aprender qué poses te ayudarán a trabajar músculos específicos, así como qué tipos de práctica podrían ser más eficaces para el tipo de entrenamiento que te gusta.

 

Levantamiento de pesas

Las personas que entrenan con pesas regularmente tienden a restringir su rango de movimiento, particularmente en los hombros, la parte inferior de la espalda y las caderas.

Poses de estiramientos de cadera como “Pigeon Pose”, “Seated Square Pose” o “Seated Twist” para la parte inferior de la espalda ayudará a abrir el tórax. “Child Pose” o “Thread The Needle”, por su parte, abrirá los hombros.

El Yin yoga es una buena opción para levantadores de pesas, donde las posturas se mantienen durante más tiempo para ayudar a estirar los músculos y mejorar la movilidad articular mientras liberan la fascia y los tejidos conectivos en el cuerpo.

Running

Por naturaleza, correr es un deporte repetitivo. Con el tiempo, la práctica continua puede conducir a desequilibrios musculoesqueléticos y dominancia muscular, que afectan el paso y pueden resultar en dolor en rodillas y la zona lumbar.

Concéntrese en poses como “Low Lunge” para abrir los flexores de la cadera y “Hamstring Stretch” para las caderas externas. Para la ingle y los muslos internos, “Baddha Konasana” es mejor, mientras que el “Tree Pose” y otros balances de pie son maravillosos para los corredores ya que ayudan a fortalecer y estabilizar toda la pierna.

Vinyasa flow yoga puede ser particularmente benéfico para los corredores, ya que esta práctica fomenta la sincronización de la respiración con el movimiento, ayudando con la técnica de respiración al correr.

Natación

La natación tiende a sobre desarrollar la parte frontal del cuerpo; particularmente los pectorales. El yoga ayuda a realinear el cuerpo y también puede proporcionar una fuente de entrenamiento de resistencia que no se obtiene en el agua, ayudando a mejorar la densidad ósea.

Concéntrese en los estiramientos de pecho y hombro, como “Cobra” y “Cow Face”, usando una correa o liga para abrir estos músculos tanto como sea posible. “Vajrasana” también ayudará a abrir los tobillos para una mejor extensión en las articulaciones.

El yoga restaurativo ayudará a abrir pasivamente la parte frontal del cuerpo. Ashtanga o Vinyasa yoga, por su parte, ayudarán a sincronizar la respiración con el movimiento, mejorando la técnica de respiración al nadar.

Ciclismo

Las horas que pasan arqueado hacia adelante sobre el manillar pueden ser la causa del dolor de espalda y hombros, junto con flexores de cadera, pantorrillas e isquiotibiales apretados.

Concéntrate en el “Seated Twist” y “Child Pose” para abrir la parte inferior de la espalda, “Low Lunge” y “Pigeon Pose” para las caderas, y “Hamstring Stretch” con una correa, o liga tirando hacia abajo los dedos en la última parte del estiramiento para activar los isquiotibiales y las pantorrillas. Para abrir los hombros, sus mejores opciones son “Bridge Pose” o “Cat/Cow”.

 

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados